La historia de nuestro monte.


1.-
Monte dibujar quisiera
tu historia que ya se aleja
con algo que se asemeja
a tu vivencia primera.
Ese hombre de montera
que tus pinares taló,
a paso lento llegó
a los montes forestales
y con árboles frutales
nuevamente lo pobló.
2.-
Fue ese hombre campesino
de estatura corpulenta
recio como la tormenta
retador de su camino.
Higos, gofio en polvo y vino
sustentó a este viñatero,
no se conocía dinero
por sus recursos escasos
fue el esfuerzo de sus brazos
ese lagar y ese pajero.
3.-
Varios caminos se hicieron
muchos de ellos empedrados
la gente, bestias, ganado
por siglos los recorrieron.
Habían descansaderos
en paredes del camino,
pasto, tea o leña de pino
se cargaba diariamente,
porque el monte fue la fuente
del recurso campesino.
4.-
Es en el monte un pajero
una bodega, un lagar,
a donde solía llegar
ese hombre viñatero.
Del trabajo prisionero
pero allí entraba contento,
disipaba el pensamiento
contemplando su tarea
cajas y pipas de tea
y un tronco como asiento.
5.-
Monte testigo soy yo
el campo, aljibes, pajeros
en ruinas se convirtieron
todo el fuego destruyó.
En ánimo se cayó
todos perdimos la fe,
en abandono se ve
hoy tan triste y desolada
detenemos la mirada
recordando lo que fue.
6.-
Ese primer viñatero
sin descanso trabajó
día a día subió y bajó
por su trillado sendero.
Por ser de piedra el pajero
en él el vino encerramos,
una joya que heredamos
y yo tanto lo valoro
que lo imagino un tesoro
reliquia que conservamos.
7.-
El que en el monte se queda
cuando se encierra el oscuro
te ofrece un aire más puro
el verdor de la arboleda.
Ves por la vieja vereda
ocultarse la perdiz,
y cuando se muestra gris
el color del horizonte
con esa quietud del monte
tú te sientes más feliz.
8.-
Yo mi pajero lo admiro
es aparte que me agrada
recreo de mi mirada
y en donde mejor respiro.
Si la vida con su giro
me cambia para otro lado,
aquellos que me han rodeado
sigan mi filosofía
cántenme una poesía
que es revivir el pasado.
Fin.
25-8-2006.

Adrián Candelario Martín.

Todos los derechos de autor reservados.
Para saber más, contacte con Abogado@JuanAntonioBenjumea.es