FESTIVIDAD DEL ALMENDRO SIN FLOR . FEBRERO DE 1986.

 


1.-
Si este error es subsanado
el prefecto en su condena
puede conmutar su pena
y redimir su pecado.
Yo he vivido en cualquier lado
en completo desamparo,
si esto  he de pagar caro
nadie se apiade de mí
soy el único que aquí
pone las cosas en claro.
2.-
En este rincón Palmero
es el pueblo Puntagorda
un vergel que se desborda
de flor el mes de febrero.
Del archipiélago entero
a ver éste árbol han venido,
es esto muy concurrido
cuando florecido está
ya que con su flor le da
al campo su colorido.
3.-
Vimos como concurrían
las gentes de todas partes
encontrando este baluarte
para su fotografía.
Prematuro todavía
se anunció este festival,
programando el carnaval
la comisión encargada
sabía que lejos se hallaba
de su proceso floral.
4.-
Yo soporté un gran dolor
al ver como contemplaban
como el almendro se hallaba
desprovisto de su flor.
Un paisaje acogedor
a todos suele ofrecer,
en tu foto podrás ver
solamente “garabullos”
porque al estar en capullos
nada te pudo ofrecer.
5.-
Todos los agricultores
rebosantes de alegría
esperaban ese día
el festival de las flores.
Son miles de espectadores
que a Puntagorda han venido,
este árbol no ha florecido
su pétalo no despierta
por las nevadas se encuentra
con sus nervios ateridos.
6.-
Celebra aquí el parroquiano
la fiesta por tradición
para su celebración
todos ostentan su mano.
Su flor inicia el verano
su forma imita una estrella,
al contemplarla tan bella
se detienen las abejas
las que ya después se alejan
llevando el néctar de ellas.
7.-
Se fueron “pa” no volver
ocultando aquel rencor
ya que un almendro sin flor
en cualquier tiempo has de ver.
Los que olvidando este ayer
vendrán en lo sucesivo,
es el almendro atractivo
cuando está en su floración
en fin, nuestros campos son
un parque recreativo.
8.-
Llegaba el oscurecer
y moría aquella tarde
sin el bullicio y alarde
que ésta suele tener.
Era un lindo amanecer
un alegre despertar,
las mariposas volar
los niños que sonreían
mientras el sol se perdía
allá en el lejano mar.
9.-
Con su inmensa oscuridad
la noche todo cubría
y esta crítica surgía
en nuestra comunidad.
Culpaba a la autoridad
quien mal informado vino,
no hallaron en su camino
esas flores tan hermosas
usted no espere otra cosa
de un rústico campesino.
Fin.

 Adrián Candelario Martín.
Todos los derechos de autor reservados.
Para saber más, contacte con Abogado@JuanAntonioBenjumea.es