SERVICIOS DE ÁMBITO ADMINISTRATIVO.

CONCEPTO.
Brevemente, diremos que el Derecho Administrativo está vigente en nuestro día a día (licencias, expropiaciones, sanciones, urbanismo, "multas" de tráfico, etc…), se trata de un derecho de carácter público y aplicación interna, que determina y regula el comportamiento y la organización de nuestro país, describiendo disciplinariamente sus relaciones con los ciudadanos. 

Su existencia es vital para la mera supervivencia de cualquier estado de derecho, regulando la gestión de los servicios públicos e interactuando con los ciudadanos a los que proporciona seguridad jurídica, tutelando y garantizando los intereses generales de las personas y sus derechos.

¿QUÉ ES LA JURISDICCIÓN CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA?

A través de la jurisdicción contencioso administrativa, el Poder Judicial (poder independiente), controla los actos de la Administración o Poder Ejecutivo, resolviendo si dichos actos son o no ajustados a Derecho, todo ello en concordancia con el artículo 106 de nuestra Carta Magna, la cual dispone que “Los Tribunales controlan la potestad reglamentaria y la legalidad de la actuación administrativa, así como el sometimiento de ésta a los fines que la justifican”.

 

La Ley Orgánica del Poder Judicial dispone “Los Juzgados de lo Contencioso-administrativo conocerán, en primera o única instancia, de los recursos contencioso-administrativos contra actos que expresamente les atribuya la Ley. Corresponde también a los Juzgados de lo Contencioso-administrativo autorizar, mediante auto, la entrada en los domicilios y en los restantes edificios o lugares cuyo acceso requiera el consentimiento del titular, cuando ello proceda para la ejecución forzosa de actos de la Administración.” 
¿QUÉ UTILIDAD TIENE EL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO PARA EL CIUDADANO?

 

Podemos decir que es el medio que poseen los ciudadanos o entidades frente a la Administración en general, en todos sus niveles, para impugnar las disposiciones de carácter general y contra los actos expresos y presuntos (silencio administrativo) emitidos por la Administración Pública.

 LAS PARTES EN EL PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO.

Lo normal es que sean dos partes (demandante y Administración), pero pueden ser tres (demandante, Administración y codemandado), definamos todas las partes:
Demandante; se corresponde con la parte que formula la pretensión objeto del proceso, pudiendo corresponderse con una persona física o jurídica.
Administración; es la parte que se opone a la pretensión del demandante, pudiendo ser una Administración o varias.
Codemandado; puede ser una persona física o jurídica, que posee un derecho o interés que será afectado negativamente, si el demandante logra su pretensión.

 SERVICIOS QUE PRESTA ESTE DESPACHO:

  1. El principal servicio que ofrece este despacho es vigilar la actuación de la Administración, denunciando la más mínima injerencia que perjudique a nuestros clientes, logrando así la restitución de los derechos, intereses o propiedades afectadas, debido al comportamiento de la Administración, llegando incluso, si hubiera a lugar a solicitar la oportuna reclamación derivada de la responsabilidad patrimonial de la Administración Pública.
  2. Recurrir en nombre del  cliente cualquier acto ante la Jurisdicción Contenciosa Administrativa, por actos dictados por una Administración u Organismo Público, siendo los más usuales, pero no los únicos: